Obligaciones de los Estados Miembros de la OMS: 64.ª Asamblea Mundial de la Salud

 

Afiches 64ª Asamblea Mundial de la Salud.

 

Transcribimos aquí algunos párrafos de las resoluciones de esta Asamblea Mundial de la Salud, que ponen de manifiesto las políticas necesarias a adoptar por los Estados Miembros, muchas de las cuales, en particular para el caso de los ahogamientos, siguen sin tener respuesta alguna por parte de los gobiernos de los países.

Se incluye al final un enlace para descargar el texto completo original.

 

 

“…

  • Reconociendo que las causas principales de muerte de niños por lesiones no intencionales son los accidentes de tránsito, el ahogamiento, las quemaduras por fuego, las caídas y el envenenamiento; que en algunas regiones del mundo el ahogamiento causa casi la mitad de las muertes infantiles por traumatismos; y que las medidas preventivas adaptadas al contexto, incluidos entornos seguros, productos para la seguridad, gestión de la seguridad y sensibilización, son cruciales;

 

  • Reconociendo además que los planteamientos multisectoriales para prevenir los traumatismos en los niños y limitar sus consecuencias mediante la aplicación de intervenciones científicamente fundamentadas han deparado reducciones espectaculares y duraderas de los niveles de traumatismos en los niños en los países que han hecho esfuerzos concertados;

 

  • Acogiendo con satisfacción el Informe mundial conjunto de la OMS y el UNICEF sobre prevención de las lesiones en los niños y sus recomendaciones en materia de políticas y programas de salud pública;

 

  • Considerando que los programas existentes de supervivencia, salud y desarrollo en la infancia deberían incorporar estrategias de prevención de los traumatismos de tal manera que esas estrategias formaran parte integrante de los servicios de salud infantil, y que el éxito de los programas de salud infantil no debería medirse atendiendo únicamente a los tradicionales parámetros de mortalidad por enfermedades infecciosas, sino también a indicadores de traumatismos mortales y no mortales,

 

 

INSTA a los Estados Miembros:

 

1)  a que, entre las cuestiones relacionadas con los niños, otorguen prioridad a la prevención de los traumatismos y hagan lo necesario para que se establezcan o fortalezcan los mecanismos de coordinación intersectorial necesarios para esa labor de prevención;

 

2)  a que mantengan y, de ser necesario, refuercen el cumplimiento de sus obligaciones, dimanante de la Convención sobre los Derechos del Niño (1989), de respetar, proteger y satisfacer el derecho de los niños al disfrute del más alto nivel posible de salud y de adoptar todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas que sean necesarias para proteger a los niños de los traumatismos;

 

3)  a que velen por que los mecanismos de financiación de los programas pertinentes, en particular de los programas de salud, den cabida a la prevención y el tratamiento de los traumatismos en los niños, la asistencia de emergencia y prehospitalaria y los servicios de tratamiento y rehabilitación;

 

4)  a que pongan en práctica, según convenga, las recomendaciones contenidas en el Informe mundial conjunto de la OMS y el UNICEF sobre prevención de las lesiones en los niños, en particular, cuando aún no se haya hecho, encomendando el liderazgo en la materia a un organismo o una unidad gubernamental y nombrando a una persona que ejerza de enlace para la prevención de traumatismos, asegurándose de que esa labor de liderazgo sirva para facilitar la colaboración entre los sectores pertinentes de la administración pública, las comunidades y la sociedad civil, y a que, en función de las necesidades nacionales, apliquen las principales estrategias que en el mencionado Informe mundial se señalan como intervenciones eficaces para prevenir los traumatismos en los niños; y a que sigan de cerca y evalúen los efectos de esas intervenciones;

 

5)  a que integren la prevención de traumatismos en los niños en los programas nacionales de desarrollo infantil y en otros programas pertinentes, y a que establezcan mecanismos de coordinación y colaboración sectorial, asegurándose en particular de que se otorgue al tema la debida importancia en los programas de supervivencia y salud infantiles;

 

6)  a que velen por que la recogida de datos nacionales de todos los sectores pertinentes o sistemas de vigilancia sirva para cuantificar el perfil demográfico, socioeconómico y epidemiológico de la carga, los factores de riesgo y los costos de los traumatismos en los niños, y se aseguren de que el volumen de recursos disponibles sea proporcional a la magnitud del problema;

 

7)  a que elaboren y apliquen una política y un plan de acción multisectoriales cuando sea necesario, que contengan metas realistas de prevención de los traumatismos en los niños y que incluyan la promoción de normas y códigos sobre prevención del trabajo infantil, así como sobre el empleo legal de adolescentes, escuelas, áreas recreativas, transporte y seguridad de los productos y de reglamentos y leyes sobre construcción, ya sea en forma de política o plan independiente o como parte de la política o plan nacional de salud infantil;

 

8)  a que hagan cumplir y, de ser necesario, refuercen las leyes y los reglamentos ya existentes relacionados con la prevención de los traumatismos en los niños;

 

9)  a que refuercen los servicios y capacidades de urgencias y rehabilitación, en particular los equipos de atención inmediata; la atención prehospitalaria de casos agudos, el tratamiento en los servicios de salud, y los programas apropiados de rehabilitación para niños heridos o discapacitados;

 

10)  a que establezcan las prioridades de investigación, teniendo en cuenta el Informe mundial conjunto de la OMS y el UNICEF sobre prevención de las lesiones en los niños, y colaborando estrechamente con la comunidad de investigación y desarrollo, incluidos los fabricantes y distribuidores pertinentes de productos de seguridad;

 

11)  a que generen mayor conciencia y promuevan la adquisición de conocimientos básicos de salud, sobre todo acerca de la seguridad de los niños, entre los padres, los empleadores, los niños y los colectivos profesionales pertinentes, así como todos los miembros de la sociedad acerca de los factores de riesgo de traumatismos en los niños, especialmente en relación con el transporte – concretamente el uso de teléfonos celulares y otros dispositivos móviles durante la conducción -, los peligros ligados al agua y el fuego y la falta de vigilancia y protección de los niños, y a que fomenten programas específicos de prevención de los traumatismos en los niños;…”

 

Décima sesión plenaria, 24 de mayo de 2011
Ginebra, Suiza

 

Participacion por Uruguay en la 64ª Asamblea Mundial de la Salud.

Participacion por Uruguay en la 64ª Asamblea Mundial de la Salud.
Fuente: http://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA64/A64_DIV1_R1.pdf

 

 

 

Haga click aquí para descargar documento original en PDF

Enlace a documento en sitio web de OMS

 

Diego González Agulla

Doctor en Medicina (UdelaR, 2007). Médico en Servicio Canario de Salud, Tenerife, España (2010-2013). Médico en Salvamento Marítimo, Protección Civil. Tenerife, España (2011-2014). Guardavidas I.S.E.F. (UdelaR, 1998). Guardavidas Departamento de Canelones, Uruguay (1998-2002), Guardavidas Intendencia de Montevideo, Uruguay (2003-2010). Guardavidas Hanmer Springs, Nueva Zelanda (2008). Socio Fundador de A.N.G.U. Coordinador de Área Médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas